Cómo meditar

Meditar es una práctica que hoy en día están adoptando muchas personas alrededor del mundo. En esta sociedad tan movida, tan rápida, se vuelve necesario un tiempo para aquietarse y estar en silencio. Saber cómo meditar ayuda en el auto-conocimiento del ser, ayuda a dejar de lado los pensamientos y a tener paz interior.

Muchas veces estamos sumergidos en un estado de enojo, hostilidad y resentimiento hacia la vida. Algunas veces es la tristeza la que nos envuelve. Al practicar la meditación nos hacemos consciente de las emociones que tenemos, lo que nos permite trascenderlas. Lo mejor del asunto es que la meditación se puede hacer en cualquier lugar y momento.

como meditar

Cómo aprender a meditar

 

Cuando se toma la decisión de meditar se entra en un camino que conducirá al bienestar mental, emocional e incluso físico. Saber cómo aprender a meditar hasta convertirlo en un hábito, es una tarea que requerirá energía y dedicación, pero que pronto empezará a dar sus frutos. Es muy sencillo dedicando cada día al menos diez minutos.

Existen variedad de técnicas y ejercicios para meditar, solo será cuestión de que pruebes y decidas con cual te sientes mejor para empezar. Todas te darán los beneficios de la meditación pero dependiendo del tiempo del que dispongas, alguna será mejor opción. Así que en el siguiente artículo explicaré diferentes maneras de cómo meditar.

como aprender a meditar

El significado de la meditación

La meditación es la práctica que permite inducir a la consciencia a través de técnicas y ejercicios. Ayuda significativamente a educar la mente y a devolver la conexión con el ser interno. Es una herramienta que proporciona el desarrollo de la claridad y la serenidad, nos ayuda a comprender más nuestra propia vida y a convivir en armonía con nuestro entorno.

Meditación diaria

Generalmente, estamos muy relacionados con el exterior lo que nos impide ver con claridad las oportunidades que se nos dan para evolucionar. Los pensamientos y preocupaciones desequilibran nuestra mente, nuestras emociones y como consecuencia nuestra salud física. Por lo tanto, es necesario que las personas den un espacio a la meditación en su vida diaria.

Beneficios de la meditación

Ésta práctica tendrá muchos beneficios en cuánto a salud mental, emocional y física. La persona que practica la meditación comienza a rendir más en todos los ámbitos y a estar más atento en el momento presente. Dejando de lado preocupaciones, pensamientos negativos, emociones negativas, miedos e incluso dolores corporales.

Meditación para principiantes

Al mismo tiempo ayuda a relacionarnos de mejor manera con las personas, al ser más consciente de nuestras emociones. Se aprende a no reaccionar ni hacer juicios sobre las experiencias que vivimos, este es el significado de meditar.

Cómo meditar fácilmente

Meditar es tarea sencilla para el que esté dispuesto a aprender de sí mismo y su energía. Al principio, como todo en la vida, podrá parecer difícil, pero con la práctica será cada vez más fácil y se obtendrán mejores resultados. La meditación consiste en poner toda tu atención en alguna tarea, dejar pasar los pensamientos sin retenerlos ni involucrarse con ellos.

Puedes meditar fácilmente mientras desayunas, mientras caminas, mientras escuchas música, mientras dibujas, incluso mientras solo estás respirando. Concentra toda tu energía en lo que estás haciendo, vuélvete uno con la tarea que estés realizando y sentirás como todos tus pensamientos desaparecen mientras estás entregado al presente. 

Prueba meditar mientras estás caminando. Cada día debemos recorrer un tramo por muy largo o corto que sea, caminando. Este momento es perfecto para realizar una meditación de manera fácil. Solo presta atención a cada movimiento de tu cuerpo, a cada esfuerzo que realizan los músculos y a cada paso que das.

 Con este ejercicio la idea es que camines y disfrutes caminar. Que te hagas consciente de todo lo que implica la tarea de caminar. Presta atención a tu respiración, a tus pies, a tus piernas, a tus brazos, a todo tu cuerpo. Presta atención al camino, a los olores, a los sonidos. Presta atención al presente y todo lo que trae consigo.

 Mientras das ese paseo alerta y sin prisa, ten pensamientos positivos. Agradece por el aire que respiras, agradece por el pasto que estás pisando. Por los arboles que con su hermosa naturaleza nos deleitan. Agradece al cielo, al sol, al viento. Siéntete agradecido con la vida. Después de esto, seguro que tendrás un excelente día.

Cómo meditar correctamente

Se puede decir que no existe un método para saber cómo meditar correctamente. Existen muchas técnicas y ejercicios para meditar, pero no se puede decir que una sea más correcta que otra. Simplemente son diferentes y se tiene la oportunidad de elegir cual es la que más conviene y beneficia nuestro estado mental, emocional y físico.

Todo dependerá del tiempo y el lugar del que dispongamos diariamente para practicar la meditación. Lo importante al momento de llevar a cabo la técnica o ejercicio es prestar atención y no caer en distracciones con los pensamientos ni el exterior. De esta forma, sea cual sea la opción que se elija brindará grandes beneficios en el practicante.

 

tecnicas meditacion

Sin embargo, hay algunas recomendaciones que puedes seguir para lograr mayor éxito al momento de la práctica. Lo primero que debes hacer es usar ropa cómoda, holgada y no tener ningún accesorio puesto. Consigue un lugar tranquilo y silencioso en el cual no vayan a interrumpirte y puedas estar relajado.

La postura también es importante, sentarse correctamente con la espalda recta y sin tensiones, con los hombros y brazos relajados. Enfocar la energía en un objeto, si estás empezando lo recomendables es la respiración. Por último acepta los pensamientos que llegan y sigue retomando la atención al objeto de meditación.

Técnicas de meditación

 

Las técnicas para saber cómo meditar, principalmente son tres. La concentración en la meditación que consiste en enfocar la atención en un objeto de meditación, por ejemplo la respiración. Te concentras únicamente en respirar, devolviendo siempre tu atención a esta tarea. Esta técnica te ayudará a enfocar tu atención en un punto y a evitar que la mente divague en tantas direcciones.

Contemplación y meditación

Se trata de prestar atención a las experiencias sin reaccionar. Observar sin juicio y sin opiniones, simplemente contemplar. Por ejemplo la meditación Vipassana es de contemplación. Esta meditación te ayudará a estar más presente ante las experiencias que la vida te ofrece, además podrás llevar más fácilmente el dolor y lograrás sentirte positivo.

Cómo meditar acostado

Meditar acostado no es lo más recomendable para comenzar con esta práctica. Cuando nos acostamos la mente y el cuerpo se relajan porque saben que es el momento de descansar. Lo que hará más difícil el mantenerse enfocado, e incluso despierto. Pero aún así, no es imposible meditar acostado, solo hay que empezar a practicarlo para ver resultados.

Lo primero que debes hacer es acostarte y relajar tus músculos, empieza sintiendo como se relajan tus pies, tus piernas, y así subiendo hasta llegar a la cabeza. Respira profundo y enfócate en la entrada y la salida de aire por tu nariz. Siente como llega a tus pulmones y vuelve a salir. Ahora recorre mentalmente tu cuerpo desde la cabeza a los pies.

tipos de meditacion

Meditación trascendental

Que no requiere ningún esfuerzo de concentración o contemplación, simplemente es desconectar, trascender. Al no tener que realizar un esfuerzo de concentración o contemplación, esta técnica te dará una gran relajación física y mental. Podrá aportar muchos beneficios para combatir la ansiedad y el estrés.

Meditación guiada

Esta forma de meditar aunque no es la más recomendable también podrá proporcionar beneficios. Seguramente si la practicas antes de dormir, tendrás un sueño más tranquilo y relajado. Además cuando practiques otra forma de meditar se te hará más sencilla, ya que meditar acostado es la forma más difícil de lograr el éxito en la práctica.

Cómo meditar en casa

Meditar en casa lo podemos hacer en cualquier momento, sobre todo si pasamos en ésta pasamos la mayor parte de nuestro tiempo. Lo primero que debes hacer es elegir un espacio para practicar la meditación. Puedes tener un espacio de la casa reservado para esto, el cual debe estar limpio y ordenado para permitir un estado de relajación.

Teniendo el lugar, solo debes elegir el momento indicado. Generalmente, lo recomendable es en la mañana o en la noche. Lo importante es que nadie vaya a interrumpir tu meditación y que la hagas cada día a la misma hora. Ahora debes encontrar la posición correcta para tu meditación, la cual dependerá del ejercicio o técnica.

como meditar en casa

Si estás empezando a entrar en el mundo de la meditación comienza por la respiración, concéntrate con los ojos cerrados en este ejercicio. Si vienen pensamientos de preocupación, de lo que sucede en tu día a día, no te involucres, déjalos pasar sin engancharte en ellos. Poco a poco con la práctica verás como cada vez te interrumpen menos los pensamientos.

En la actualidad la tecnología y el internet nos dan acceso a muchas posibilidades. Por lo tanto, saber cómo meditar en casa se hará algo muy sencillo, si te ayudas con esas herramientas. En la web hay gran variedad de técnicas y ejercicios de meditación guiada. De esta forma solo debes elegir con la cual te sientas más cómodo y dejarte guiar.

También puedes meditar mientras desayunas, por ejemplo. Prestando atención solo a lo que comes, a su sabor, a su textura. Si te distrae un pensamiento solo debes volver a enfocar tu atención en como masticas, como pasa la comida por tu garganta. Este ejercicio solo te tomará el tiempo durante el que comes y te ayudará a estar más consciente durante el día.

Cabe resaltar que meditar puede ser cualquier acción en la que se involucre todo nuestro ser. Por lo tanto en casa, es muy sencillo realizar actividades en las que puedas entregarte con totalidad. Por ejemplo bailar, cantar, cocinar o incluso limpiar pueden ser parte de tu meditación si enfocas toda tu energía en realizar la tarea.

Cómo meditar budismo

La meditación básica del budismo consiste en la respiración. Para realizar esta práctica es necesario encontrar una posición cómoda con la espalda recta. Puedes sentarte y cruzar las piernas, colocando las manos sobre las rodillas. Observa la respiración, como entra el aire por las fosas nasales, sigue hasta los pulmones y vuelve a salir.

La mente por lo general, se encuentra activa y se resiste a la serenidad.Pero de seguro también habrá momentos en que se apaciguará. El como sucede una practica de meditación es algo impredecible. Aunque en la perseverancia y la constante repetición del ejercicio, se lograrán cada vez mejores resultados.

El objetivo de saber cómo meditar con budismo es estar enfocados en el momento presente. Se vincula la atención a la respiración con el momento presente. Al lograr el vinculo, resulta que la respiración continua pero nuestra mente tiene la capacidad de mantenerse en el momento presente, incluso sin prestarle atención a la respiración.

 

Aprende a meditar

Técnicas de meditación budista

Cuando el entrenamiento ha sido constante, sus resultados son notables. En este punto se desarrolla una consciencia amplia de todo lo que sucede en el momento presente. Por ejemplo, los sonidos, las sensaciones del cuerpo, las emociones y los pensamientos que nos llegan. Con esto comienza una nueva meditación.

Este ejercicio consistirá en dejar que suceda todo lo que surge, dejar que tome forma, que actúe cumpliendo su función para luego desaparecer. Esta es la meditación mejor conocida como meditación vipassana. Aquí se comienza a trabajar con la mente y el corazón para tener consciencia y distinguir la naturaleza esencial de cada experiencia.

Durante la práctica de ésta meditación budista podremos observar todos los sonidos, sensaciones del tacto, los olores, las emociones y los pensamientos. Lo importante es dejar que sucedan, sin involucrarse, sabiendo que así como aparecen también desaparecen. Sin sentir apego ni rechazo por ninguna experiencia.

De esta forma podremos hacernos conscientes de que nada es permanente. Todo está en constante cambio y fluidez. Así mismo, debemos tener presente que nuestra mente podría querer desviarse nuevamente. Es por esto, que en cuanto se sienta el desvío debemos volver a fijar nuestra atención en la respiración para no perder el camino.

El objetivo de ésta técnica es animar amorosamente al corazón a abrirse al momento presente y mantener un estado consciente del fluir de la experiencia. Sin hacer prejuicios en cuanto a la manera en la que surge y sucede esa experiencia.